Irish Champions 2021: Dame tu mano y bailaremos un tango

Enrique Redondo de Lope

Empecemos por el final (spoiler sabor irlandés). Victoria no exenta de polémica de un imperial St Mark´s Basilica, redondeando un 2021 de ensueño y por la que se puede decir que es el 3 años más relevante de su generación. Y es que no es fácil hilvanar el doblete de clásicas francesas, y sumemos el triunfo en el Eclipse y ahora un llamativo Irish Champions. 4 de 4 este año, y se queda servido de cara a la magna cita de octubre en Ascot. Sumamos a este 2021 su victoria en el Dewhurst el año pasado dándole el indispensable Grupo I a dos años, un físico realmente compensado, carácter ganador, clase para poder afrontar cualquier tipo de propuesta y el ser hijo de un semental ajeno al Imperio Coolmore como es Siyouni… amalgama de factores que le convierten en un prospecto de semental que puede ser referencia en Coolmore y por ende en Europa. Pero no divaguemos, que hemos venido a hablar del Champions.

¿Y el principio qué? Un Champions diferente a lo que viene siendo habitual en la prueba irlandesa. Lote corto, contendientes de calidad y terreno rápido. No hay donde esconderte, pero claro, en este tipo de carreras siempre está el riesgo de un ritmo que falsee el resultado. Favorito el pupilo de O´Brien a poco menos del par y de rivales una Tarnawa (9/4) que venía de imponerse en su reaparición por un porrón de cuerpos en un Grupo menor en su puesta punto de cara al Arco, y tercero en discordia un siempre sólido (y minusvalorado) Poetic Flare (4/1 en taquillas), ganador de las Guineas y del St James.

Y ganó St Mark´s Basilica por poco más de 1/2 cuerpo en una victoria no exenta de polémica, ya que la montura de Moore fue orillando a Tarnawa desde el carril 4 hasta donde estaban los fotógrafos (literal)… 15 carriles y versión 2.0 de la inolvidable Chicquita (o de Chamartín). Hace pocos años nadie habría dudado que no habría distanciamiento, pero en las islas últimamente da la sensación de que el criterio de los comisarios está evolucionando hacia una mayor rigurosidad, buscando converger con los comisarios continentales (los cuales día a día demuestran un acercamiento a las tesis británicas). Cosas de la globalización, supongo. El caso es que en el despacho no se cambiaría el dictamen de la pista. Victoria para Moore, O´Brien y Ballydoyle, que en un año que para muchos no está siendo especialmente brillante se hacen con su decimosexto Grupo I, lo que demuestra la exigencia máxima con la que tiene que lidiar la muchachada irlandesa. Una carrera que ha sido espectacular con tres ejemplares multi ganadores de Grupo I peleando a cara de perro.

2.11” fue el crono ganador, un tiempo no especialmente brillante (por no decir malo) y han cerrado en 34” con 112 de finish. ¿Definitivo los 3 cuerpos que cedió Tarnawa a la entrada de la recta? Difícil de saber. Ya hemos hecho las obligadas loas al ganador, así que hablemos de la maravillosa yegua del Aga Khan. Vermeille, Opera y Breeders´. Objetivo 2021, el Arco. ¿Esta derrota le descabalga de la cita parisina? En absoluto. No estaba al 100%, la distancia se la quedo corta, el ritmo de carrera la perjudicó, su recta fue problemática y los seccionales demuestran que quizás perdió el partido antes de jugarlo. All in al Arco, y Weld en la sala de máquinas. No la olviden.

Resumiendo, St Mark´s Basilica plateó un tiroteo a Tarnawa, que no dudo en aceptar. Le ofreció la mano y bailaron un tango. El Tango del Turf.